Semana de la Ciencia 2019

El 15 de noviembre se celebra en la Iglesia Católica el día de San Alberto Magno, figura representativa de la ciencia medieval. San Alberto Magno sabía de teología, de geografía, de filosofía, de botánica y de química. Además, fue fraile dominico y maestro, entre otros, de Santo Tomás de Aquino.

Por este motivo, coincidiendo con esta fecha, se celebra desde hace ya varios años la Semana de la Ciencia. Durante los últimos cursos en el colegio cada profesor ha preparado actividades que pudieran servir de marco para esta celebración. Pero este año ha sido diferente. Este año, todos los alumnos y todos los profesores de Santa María de Yermo hemos llevado a cabo un proyecto común.

Inmersos como estamos en el trabajo a partir de las metodologías activas, hemos puesto en marcha un PBL (Problem-Based Learning), es decir un proyecto de Aprendizaje Basado en la resolución de un Problema. Un tema en común, el cuerpo humano y sus genes ha sido el hilo conductor, evidentemente adaptado a las distintas etapas del colegio. El motor de arranque, una pregunta con la que se encontraron todos los alumnos nada más comenzar la semana. Un dilema, un interrogante sobre el que debían investigar para darle una respuesta.

Y nos pusimos manos a la obra. Vídeos, libros de texto, revistas especializadas … Diversas fuentes que nos acercaran a la solución. Trabajo individual, trabajo cooperativo, trabajo en casa y en el colegio encaminados a realizar unos productos finales en los que se respondiera a la pregunta y en los que se mostrara todo lo que habíamos aprendido.

Lo mejor de esta semana ha sido que, al igual que San Alberto Magno, los alumnos han trabajado desde todas las áreas del conocimiento. Así, para llevar a cabo estos productos finales han trabajado no solo biología, física o química, como era de esperar, también lengua castellana e inglesa, filosofía y psicología, historia, religión, matemáticas y expresión plástica.

Y como colofón, una invitación a las familias para compartir con ellos lo trabajado a lo largo de la semana. Padres y madres de los alumnos pudieron disfrutar, la tarde del viernes, de las exposiciones, los teatros, los experimentos. Escucharon las explicaciones que algunos alumnos representando a sus compañeros daban sobre todo lo que habían hecho, vieron los carteles e incluso, algunos, se emocionaron con la poesía que les dedicaron algunos de los pequeños.

Un fantástico final para una fantástica semana de estudio y descubrimiento. ¡Enhorabuena a todos!